Actualidad Noticia externa

Legal 03-06-2015

Rasquera no cierra la puerta al proyecto cannábico

Por Cáñamo

Texto: Martín Cánaves / Foto: Sofia Cabanes

Ninguna de las tres candidaturas que se presentan a la alcaldía de Rasquera descarta volver a estudiar el plan para acoger plantaciones de marihuana en el término municipal para fines terapéuticos o por asociaciones de autoconsumo. Este proyecto, que ya se planteó en 2012, dependerá, sin embargo, de la regulación que puedan tener estos cultivos. En esta línea, el pasado mes de marzo una treintena de entidades cannábicas presentaron una ILP para establecer legalmente las medidas de control que deberían tener las plantaciones, el transporte y la distribución del producto. Si el Parlamento admite la ILP a trámite, se deberán conseguir 50.000 firmas y entonces se trasladará el debate en la cámara.



La cabeza de lista de ERC, Dolores Subirats -alcaldessa durante los últimos dos años- ha asegurado en declaraciones a Radio Mora de Ebro que "no se descarta poder reabrir el proyecto si hay una legislación clara y creemos que el Ayuntamiento en puede salir beneficiado".

"Ya hay muchos países que están regulando y Cataluña tendrá que afrontar también este debate"

En este sentido, Subirats recalca que "ya hay muchos países que están regulando y Cataluña tendrá que afrontar también este debate", y destaca que "si finalmente se regula el consumo, Rasquera es posible que sea una zona de producción interesante".

Desde el grupo de CiU, el cabeza de lista Jesús Benaiges asegura que "se puede estudiar cualquier tipo de iniciativa y, si es beneficiosa para Rasquera y se ve claro su viabilidad, tendrá el apoyo de CiU". Benaiges aclara que "el grupo de CiU no está en contra de la plantación de cannabis, pero para apoyarlo hay que saber que es un tema viable y legal, antes de sacarlo adelante creando empresas públicas y dedicando recursos ".

En la misma línea se encuentra el candidato de Solidaritat Catalana, Josep González, que mantiene que "aunque no es una iniciativa que esté en el programa electoral, sería estudiada y se vería con muy buenos ojos si hay seguridad jurídica y un proyecto con cara y ojos ".

Un plan cannábico contra la crisis
El consistorio rasquerano promovió el 2012 un plan anticrisis basado en el cultivo de cannabis en unas siete hectáreas de propiedad privada con el fin de ingresar cerca de 1,3 millones de euros y hacer frente así a la deuda del Ayuntamiento, que era casi de un 240%. El plan fue aprobado por los vecinos de Rasquera en un referéndum con un 56% de los votos a favor. La Abogacía del Estado, sin embargo, acabó suspendiendo cautelarmente el plan el mismo año. Este plan costó la dimisión al ex alcalde Bernat Pellissa, que se comprometió a dixar el cargo si el plan no tenía más de un 70% de los votos favorables, y dejó la alcaldía en manos de Dolores Subirats. Ahora, Pellissa cierra la lista de ERC, encabezada por Subirats.


Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios